Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente a índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Nuevo estudio muestra la subprescripción de medicamentos antivirales para la influenza y la posible sobreprescripción de antibióticos

17 de julio de 2014 - Un nuevo estudio sobre las prácticas de tratamiento de la influenza durante la temporada 2012-13 reveló que los médicos realizaban una subprescripción de medicamentos antivirales para la influenza como el oseltamivir (conocido con el nombre comercial "Tamiflu") y zanamivir (conocido con el nombre comercial "Relenza") entre pacientes que recurrieron a los servicios de salud por enfermedad respiratoria grave (ARI, siglas en inglés). Los resultados arrojaron que era particularmente improbable que se recetaran medicamentos antivirales a algunos grupos a los que los CDC recomendaban el tratamiento antiviral para la influenza, como los niños pequeños. Por el contrario, es probable que los médicos puedan haber realizado subprescripciones de antibióticos comunes. Los autores del estudio concluyeron que es necesario instruir más a los médicos sobre los beneficios de los medicamentos antivirales para la influenza en pacientes de alto riesgo como también acerca de los peligros de sobreprescribir antibióticos. Estas prácticas han llevado a un aumento alarmante de la resistencia a los medicamentos con acción bactericida.

El estudio, publicado hoy en Clinical Infectious Diseases, recopiló datos de cinco sitios de la Red estadounidense de eficacia de la vacuna contra la influenza durante la temporada de influenza 2012-2013. Los participantes del estudio incluían pacientes a partir de los 6 meses de edad en adelante con ARI diagnosticada por la presencia de tos durante siete días o menos. Se realizaron pruebas a todos los pacientes para detectar infección por el virus de la influenza y confirmarla por laboratorio (a través de la reacción de la cadena de polimerasa).

Entre los pacientes con influenza confirmada por laboratorio y de quienes se contaba con los datos sobre antibióticos, los resultados arrojaron que al 30% se le recetó uno de los tres antibióticos, mientras que al 16% se le recetaron antivirales. No se recomiendan los antibióticos para tratar las infecciones virales puesto que no aportan beneficios a los pacientes y pueden exponerlos a reacciones alérgicas, infecciones resistentes a antibióticos y diarrea mortal ocasionada por la bacteria Clostridium difficile.

Los resultados del tratamiento antiviral arrojaron a que menos de un quinto (19%) de los pacientes en situación de alto riesgo de sufrir complicaciones por la influenza y que requirieron atención médica dentro de los dos días a partir del comienzo de los síntomas (es decir, el período en que el tratamiento antiviral es más beneficioso) se le recetaron medicamentos antivirales. Los CDC recomiendan el tratamiento antiviral temprano a personas con presunta infección por el virus de la influenza que están en situación de alto riesgo de presentar complicaciones a raíz de esta enfermedad o que están gravemente enfermas. Esto incluye a los pacientes hospitalizados con influenza presunta o confirmada, aquellos con una enfermedad grave o progresiva y los pacientes ambulatorios que corren alto riesgo de sufrir complicaciones a raíz de la influenza (por ejemplo, niños, personas mayores de 65 años, embarazadas y personas con ciertas condiciones médicas crónicas subyacentes).

Los estudios de observación realizados en muchos países han demostrado que el tratamiento temprano de los pacientes con influenza reduce la duración de la hospitalización y el riesgo de consecuencias graves tales como su admisión en la unidad de cuidados intensivos o la muerte. Estos estudios han informado que los beneficios clínicos del tratamiento antiviral son mayores cuando se inicia dentro de las 48 horas de la aparición de la enfermedad. Sin embargo, aún se han observado beneficios clínicos cuando el tratamiento antiviral era iniciado hasta cinco días después de la aparición de la enfermedad.

El estudio está disponible en Internet, en la página web del diario de enfermedades infecciosas Clinical Infectious Diseases Journal en Uso de agentes antivirales para la influenza por médicos de atención ambulatoria durante la temporada de influenza 2012-2013. Hay un resumen de la guía de los CDC sobre antivirales disponible en Internet, en http://www.cdc.gov/flu/professionals/antivirals/summary-clinicians.htm.

Arriba