Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente a índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Influenza, enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares

Las personas con enfermedades cardíacas* y quienes hayan sufrido un accidente cerebrovascular tienen un mayor riesgo de sufrir complicaciones por la influenza.

Las personas con enfermedades cardíacas y quienes hayan sufrido un accidente cerebrovascular tienen un mayor riesgo de sufrir complicaciones por la influenza. Entre los adultos hospitalizados con influenza durante la temporada de influenza 2013-2014, las enfermedades cardíacas eran las afecciones crónicas más comunes; el 37% de los adultos hospitalizados con influenza durante la temporada 2013-2014 tuvo alguna enfermedad cardíaca. Los estudios han demostrado que la influenza está asociada a un aumento de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

*La enfermedad cardíaca incluye pero no se limita a la enfermedad de la arteria coronaria [ataque cardíaco o infarto de miocardio, síndrome coronario agudo y angina (dolor en el pecho relacionado con una enfermedad cardíaca)]. También incluye las siguientes condiciones más comunes:

  • Insuficiencia cardíaca
  • Enfermedad cardíaca por hipertensión
  • Enfermedad cardiopulmonar
  • Valvulopatías cardíacas
  • Arritmias con fibrilación auricular
  • Cardiopatías congénitas
 Arriba

Si padece una enfermedad cardiaca o ha sufrido un accidente cerebrovascular, debe tomar medidas para combatir la influenza.

  • Reciba una vacuna contra la influenza.
    • La vacunación es la primera y principal medida de protección contra la influenza. Incluso si no tiene un médico o enfermera al que siempre acuda, puede vacunarse contra la influenza.
    • Las vacunas contra la influenza se ofrecen en muchos lugares, incluyendo consultorios médicos, clínicas, departamentos de salud, farmacias, centros de salud universitarios, y cada vez más, gran cantidad de empleadores y escuelas públicas.
    • Las vacunas inyectables contra la influenza están aprobadas para usar en personas con enfermedades cardíacas y otras afecciones de salud. Existe una precaución con respecto a la administración de la vacuna contra la influenza en atomizador nasal en personas con enfermedades cardíacas debido a que no se ha determinado la seguridad de la vacuna en atomizador nasal en personas con enfermedades cardíacas y algunas otras afecciones de alto riesgo.
  • Tome acciones de prevención diarias para detener la propagación de la influenza:
    • Cúbrase la nariz y la boca con un pañuelo al toser o estornudar y luego arroje el pañuelo a la basura;
    • Lávese las manos con agua y jabón frecuentemente, en especial luego de toser o estornudar.
    • Evite tocarse los ojos, la nariz o la boca (los gérmenes se diseminan de esta manera); y
    • Permanezca en el hogar si está enfermo, excepto para recibir cuidados de salud. Si contrajo una enfermedad con síntomas similares a los de la influenza, permanezca en su casa durante 24 horas después de que la fiebre haya desaparecido (sin haber usado medicamentos antifebriles).
  • Si presentas síntomas de influenza, llame a su médico y tome medicamentos antivirales si su médico se los receta.
    • El tratamiento debe comenzar tan pronto como sea posible, ya que el tratamiento con medicamentos antivirales es más eficaz cuando se inicia temprano (dentro de las 48 horas después de la aparición de los síntomas).
    • Los medicamentos antivirales pueden aliviar su enfermedad y hacer que se sienta mejor rápidamente. También pueden evitar problemas serios de salud que puedan ser provocados por la influenza.
    • El Oseltamivir (Tamiflu ®) es un medicamento antiviral que se puede utilizar para tratar la influenza. El uso de Tamiflu® debe estar recetado por un médico. Este medicamento combate la influenza evitando que el virus de la influenza desarrolle más virus en su organismo.
 Arriba

Medidas importantes para mantenerse saludable

  • Vacúnese contra el neumococo.
    • Los niños, adultos mayores de 65 años y las personas que padecen de enfermedades cardìacas también deberán administrarse la vacuna antineumocócica para protegerse de la neumonía.
    • La neumonía es un ejemplo de complicaciones graves relacionadas con la influenza que pueden causar la muerte. Las vacunas neumocócicas pueden administrarse al mismo tiempo que las vacunas contra la influenza.
  • Tenga reserva de sus medicamentos regulares para dos semanas durante la temporada de influenza.
  • No deje de tomar sus medicamentos regulares antes de consultar a su médico, especialmente si contrajo influenza o una infección respiratoria.
  • Las personas con insuficiencia cardíaca deben estar alertas ante los cambios en su respiración y deben informar rápidamente sobre los mismos a su médico.

Preguntas y respuestas

Si tengo menos de 50 años y presento una enfermedad cardíaca, ¿puedo recibir la vacuna en atomizador nasal?

Si bien la vacuna contra la influenza en atomizador nasal está aprobada para usarse en personas de 2 a 49 años, no se ha determinado su seguridad en personas con ciertas afecciones médicas subyacentes, incluidas las enfermedades cardíacas. Esta precaución se incluye en la información de la receta de la vacuna en atomizador nasal. Por otra parte, la vacuna inyectable contra la influenza presenta un registro de seguridad comprobado y de larga data en personas con enfermedades cardíacas. Su médico u otro profesional de la salud puede indicarle qué vacuna contra la influenza es ideal para usted.

 Arriba

Más información

 

Para profesionales de la salud

 Arriba
Arriba