Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente a índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Virus A (H7N9) de la influenza aviar

Las infecciones en seres humanos con un nuevo virus de la influenza aviar A (H7N9) se reportaron por primera vez en China en marzo de 2013. Se cree que la mayoría de estas infecciones ocurrieron a causa de la exposición a aves de corral infectadas o entornos contaminados, pues los virus H7N9 también se detectaron en aves de corral en China. Si bien se han diagnosticado algunas enfermedades leves en seres humanos por el virus H7N9, la mayoría de los pacientes presentó enfermedad respiratoria grave, de los que casi un tercio murió. No se encontró evidencia de contagio sostenido de persona a persona del virus H7N9, aunque algunas pruebas indican propagación limitada de persona a persona en circunstancias poco comunes. El primer caso fuera de China se detectó en Malasia y se reportó el 12 de febrero de 2014. El caso se detectó en un viajero que provenía de un área de China afectada por el virus H7N9. El nuevo virus H7N9 no se ha detectado en personas ni en aves en los Estados Unidos.

Es probable que se sigan detectando casos esporádicos de H7N9 relacionados con la exposición a las aves de corral. Asimismo, es posible que el virus H7N9 se disemine a las aves de corral de países vecinos y que se detecten casos en seres humanos relacionados con la exposición a las aves de corral en esos lugares. También es posible que se sigan detectando casos de H7N9 entre viajeros que regresan de países afectados por el virus H7N9, incluso en algún momento en los Estados Unidos. Sin embargo, mientras no haya pruebas de contagio continuo y sostenido de persona a persona del virus H7N9, no habrá cambios significativos en la evaluación de riesgos en la salud pública. Lo que más preocupa de esta situación es el potencial pandémico de este virus. Los virus de la influenza cambian constantemente y es posible que este virus adquiera la capacidad de diseminarse fácilmente y de manera sostenida entre las personas, desencadenando un brote global de la enfermedad (pandemia). El gobierno de los EE. UU. apoya las actividades de vigilancia a nivel internacional del virus H7N9 y de otros virus de la influenza con potencial pandémico. Los CDC están siguiendo de cerca la situación del virus H7N9 y están coordinando con los socios nacionales e internacionales. Lo más importante en que los CDC toman acciones de preparación de rutina cuando se identifica un nuevo virus que supone una posible pandemia, entre ellas, el desarrollo de un virus candidato para la vacuna para crear una vacuna en caso de que fuera necesario. Esas medidas de preparación continúan. Los CDC también han publicado guías dirigidas a médicos y autoridades de salud pública en los Estados Unidos, y han divulgado información para personas que viajan a China. Los CDC brindarán información actualizada a medida que esté disponible.

Antecedentes

Durante la primavera de 2013, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reportó 132 infecciones en seres humanos con el virus H7N9, con 44 muertes. En la mayoría de los casos, la enfermedad había comenzado durante el mes de abril. A partir de mayo, los nuevos informes de infecciones en seres humanos por el virus H7N9 en China fueron menos frecuentes. Desde junio hasta finales de septiembre de 2013, la OMS reportó tres nuevas infecciones por H7N9 en China; en uno de los casos la enfermedad comenzó en abril, y en otro caso, la persona murió. Es probable que la disminución en la cantidad de casos de influenza H7N9 durante el verano haya sido el resultado de una combinación de las medidas de control tomadas por las autoridades chinas, como el cierre de mercados de aves vivas y el cambio de temperatura. Los estudios indican que los virus de la influenza aviar, como los virus de la influenza estacional, presentan un patrón estacional; es decir que circulan a niveles más altos cuando las temperaturas son bajas y a niveles más bajos en épocas de calor.

A principios de octubre, comenzó a aumentar la frecuencia de los informes sobre las infecciones en seres humanos con el virus H7N9. La OMS y China reportaron más casos nuevos de H7N9 en China por mes, en relación con los meses de verano, incluidos tres casos informados a principios de diciembre por la Región Administrativa Especial de Hong Kong de la República Popular China. Estos casos coincidieron con la llegada de las bajas temperaturas a China por lo que no fueron inesperados. En lLa mayoría de los casos manifestaron que estuvieron expuestos a aves de corral y que vivían en áreas donde se había detectado el virus H7N9 anteriormente. A mediados de enero, se seguían informando casos y aumentó la frecuencia de estos informes. Si bien se están realizando investigaciones epidemiológicas de algunos de los casos más recientes, en este momento no hay pruebas que indiquen la presencia de contagio sostenido entre personas.

Descripción del brote de H7N9

Virus de la influenza A H7N9 como se observa a través de un microscopio de electrones. En estas fotos se ven los filamentos y las esferas.

  • Infecciones con H7N9 en personas y aves de corral en China
  • Infecciones esporádicas en seres humanos; muchas por exposición a aves de corral
  • No hubo contagio sostenido ni en la comunidad

Lo nuevo y actualizado

H7N9: ¿Qué debo hacer?

  • En este momento, los CDC no tienen ninguna recomendación nueva o especial para los estadounidenses en cuanto al virus H7N9. Los CDC lo mantendrán informado. Manténgase informado.
  • Como el virus H7N9 en este momento no se disemina fácilmente entre las personas, los CDC no recomiendan que se posterguen o cancelen los viajes a China. La Organización Mundial de la Salud también está observando atentamente la situación y no recomienda ninguna restricción en los viajes.
  • Los CDC aconsejan a las personas que viajan a China que tomen medidas de precaución de sentido común como evitar el contacto con las aves y otros animales y lavarse las manos con frecuencia. Las aves de corral y los productos derivados de las aves de corral deben estar completamente cocidas. Los CDC actualizarán sus consejos para viajeros si la situación en China cambiara. Esta guía se encuentra disponible en Influenza aviar (H7N9) en China.

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

Arriba