Navegación principal por el sitio web de los CDC
CDC en Español

 

Virus de influenza

Esta página está archivada y ya no se le realizan mantenimientos ni actualizaciones. Para obtener información actualizada sobre la influenza aviar, consulte el sitio web sobre influenza aviar de los CDC y la página actualizada de la situación de influenza aviar de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

En esta página:

Tipos, subtipos y cepas

Existen tres tipos de virus de influenza: A, B y C. Sólo los virus de la influenza A se clasifican además en subtipo en base a la glicoproteína hemaglutinina (HA, por sus siglas en inglés) y la neuraminidasa (NA, por sus siglas en inglés). Los virus del subtipos de influenza A y B se clasifican además por cepas.

Virus de la influenza humana y virus A de la influenza aviar

Los humanos pueden contagiarse con los virus de influenza tipo A, B y C. Los subtipos de la influenza A que circulan actualmente entre las personas a nivel mundial incluyen los virus H1N1 y H3N2.

Las aves silvestres son el huésped natural de todos los subtipos conocidos de los virus de influenza A. Típicamente, las aves silvestres no se enferman cuando han contraído algún virus A de la influenza aviar. Sin embargo, las aves de corral domésticas, como los pavos y pollos, pueden enfermarse gravemente y morir a causa de la influenza aviar y algunos virus de la influenza aviar A pueden causar enfermedades graves y la muerte en las aves silvestres.

Baja incidencia patógena versus virus de la influenza A altamente patógenos

Las cepas de los virus de la influenza aviar tipo A se clasifican además como de bajo contenido patógeno (LPAI) o altamente patógena (HPAI) en base a la genética molecular y el criterio patógeno que requiere de pruebas específicas. La mayoría de los virus de la influenza aviar A son virus LPAI que generalmente se asocian con enfermedades leves en las aves de corral. Por lo contrario, los virus HPAI pueden causar enfermedades graves y una alta tasa de mortalidad en las aves de corral. Recientemente, se ha descubierto que algunos virus HPAI (por ejemplo, H5N1) no causan enfermedades en algunas aves de corral, como los patos. Los virus LPAI tienen el potencial de evolucionar en virus de la HPAI, esto ha sido documentado en brotes de aves de corral. Los virus A de la influenza aviar de los subtipos H5 y H7, incluyendo los virus H5N1, H7N7 y H7N3 han sido asociados con HPAI y las infecciones humanas con estos virus han variado de leve (H7N3, H7N7) a grave y hasta a enfermedad mortal (H7N7, H5N1). Las enfermedades humanas causadas por los virus de LPAI han sido documentados, incluyendo síntomas muy leves (por ejemplo, conjuntivitis) a enfermedades similares a la influenza. Entre los eemplos de virus LPAI que han causado infecciones en humanos se incluyen: H7N7, H9N2 y H7N2.

En general, el contagio directo en humanos con los virus de la influenza aviar suceden con frecuencia, y se ha asociado con el contacto directo (por ejemplo, tocar) con aves infectadas o aves muertas infectadas.

Cómo mutan los virus de la influenza: cambios antigénicos menores y mayores

Los virus de la influenza son dinámicos y evolucionan continuamente. Los virus de la influenza pueden cambiar de dos maneras diferentes: transformación antigénica y variación antigénica. Los virus de la influenza sufren cambios antigénicos menores todo el tiempo, en cambio, el cambio antigénico mayor ocurre sólo ocasionalmente. Los virus de la influenza tipo A sufren ambos cambios; los virus de la influenza tipo B cambian sólo mediante el proceso más gradual de cambios antigénicos menores.

El cambio antigénico menor se refiere a un cambio pequeño y gradual que ocurre mediante una mutación puntual en los dos genes que contienen el material genético que produce las proteínas principales de superficie: hemaglutinina y neuramidasa. Estas mutaciones puntuales ocurren de manera impredecible y conducen a cambios menores en estas proteínas de superficie. El cambio antigénico menor produce nuevas cepas virales que pueden no reconocer los anticuerpos de cepas anteriores de la influenza. Este proceso funciona de la siguiente manera: una persona infectada con una cepa viral particular de la influenza desarrolla anticuerpos contra esa cepa. Al aparecer nuevas cepas virales, los anticuerpos contra las viejas cepas pueden no reconocer a los virus "más nuevos", y puede producirse una infección con la nueva cepa. Esta es una de las razones principales por la que las personas pueden contagiarse los virus de la influenza más de una vez y por la que la vigilancia global es fundamental para poder controlar la evolución de las cepas virales de influenza humana para seleccionar cuáles cepas deben incluirse en la producción anual de la vacuna contra la influenza. En la mayoría de los años, se actualizan una o dos de las tres cepas virales de la vacuna contra la influenza para mantenerlas actualizadas con los cambios de los virus de la influenza en circulación. Por este motivo, las personas que quieran inmunizarse contra la influenza necesitan vacunarse todos los años.

El cambio antigénico mayor se refiere a un cambio grande y abrupto que produce un subtipo del nuevo virus de la influenza A en los seres humanos que no estaba actualmente en circulación entre las personas (vea más información más adelante en Influenza tipo A y todos sus subtipos). El cambio antigénico mayor puede ocurrir mediante contagio directo entre animales (aves de corral) y humanos, o mediante una mezcla de genes de virus de influenza A humanos y animales para crear un nuevo subtipo de virus humano de influenza A mediante un proceso denominado recombinacion genética. El cambio antigénico mayor da como resultado un nuevo subtipo humano de influenza A. Una pandemia global de influenza (diseminación a nivel mundial) puede ocurrir si se cumplen tres condiciones:

Tipos, subtipos y cepas

Influenza tipo A y todos sus subtipos

Los virus de la influenza tipo A pueden infectar personas, aves, cerdos, caballos y otros animales, pero las aves silvestres son los huéspedes naturales de estos virus. Los virus de la influenza tipo A se dividen en subtipos y en nombre, de acuerdo con dos proteínas básicas de la superficie del virus: la hemaglutina (H) y la neuromidasa (N). Por ejemplo, un "virus H7N2" designa un subtipo de influenza A que tiene una proteína HA 7 y una proteína NA 2. Similarmente, un virus "H5N1" tiene una proteína HA 5 y una proteína NA 1. Hay 16 subtipos HA conocidos y 9 subtipos NA conocidos. Muchas combinaciones diferentes son posibles de las proteínas HA y NA. Sólo algunos subtipos de influenza A (es decir, H1N1, H1N2 y H3N2) están actualmente en circulación entre las personas. Otros subtipos se encuentran más comúnmente en otras especies animales. Por ejemplo, los virus H7N7 y H3N8 causa enfermedades en caballos, y el virus H3N8 mostró hacerlo en los perros.

Sólo los virus de la influenza A infectan a las aves, y todos los virus subtipos de influenza A pueden causar infecciones en las aves. Sin embargo, existen diferencia genéticas importantes entre los subtipos de influenza A que típicamente infectan a aves y los que causan infecciones en personas y aves. Los tres subtipos destacados de los virus de influenza A que causan infecciones en aves y personas son:

Influenza A H5

Se conocen nueve subtipos potenciales de influenza H5. Infecciones H5, como los virus H5N1 HPAI que actualmente circulan en Asia y Europa, se han documentado entre humanos y a veces causan enfermedades graves o muertes.

Influenza A H7

Se conocen nueve subtipos potenciales de influenza H7. Las infecciones H7 en humanos son poco comunes, pero pueden ocurrir en personas que tienen contacto directo con aves infectadas. Los síntomas pueden incluir conjuntivitis y/o síntomas respiratorios de las vías superiores. Los virus H7 han sido asociados con LPAI (por ejemplo, H7N2, H7N7) y HPAI (por ejemplo, H7N3, H7N7) y han causado enfermedades leves, graves y mortales en humanos.

Influenza A H9

Nueve subtipos potenciales de H9 son conocidos: se han informado pocos casos de contagio de influenza A H9 en humanos. Sin embargo, este subtipo se ha registrado únicamente con baja incidencia patógena.

Influenza tipo B

Los virus de influenza B normalmente se encuentran en humanos. A diferencia de los virus de influenza A, estos virus no se clasifican en subtipos. Los virus de influenza B pueden causar morbosidad y mortalidad entre humanos, pero en general están asociados con epidemias más leves que los virus de influenza A. A pesar de que los virus de influenza tipo B pueden causar epidemias humanas, no han causado pandemias.

Influenza tipo C

Los virus de influenza tipo C causan enfermedades leves en humanos y no causan epidemias o pandemias. Estos virus no se clasifican en subtipos.

Cepas

Los virus de influenza B y los subtipos de virus de influenza A se clasifican además en cepas. Existen muchos tipos de cepas diferentes de virus de influenza B y subtipos de influenza A. Nuevas cepas del virus de la influenza aparecen y reemplazan a las cepas anteriores. Este proceso sucede a través de la transformación antigénica. Cuando surge una nueva cepa del virus de influenza humana, la protección de anticuerpos que se puede haber desarrollado después de la infección o vacunación contra una cepa anterior, puede no proteger contra la nueva cepa. Por lo tanto, la vacuna contra la influenza es actualizada anualmente para mantenerla actualizada con los cambios de los virus de la influenza.

Última modificación de la página 18 de noviembre de 2005

Navegación del sitio web de los CDC sobre la influenza aviar

• Influenza (gripe)


Navegación adicional del sitio web de los CDC

"Personas más saludables y más seguras"Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades  1600 Clifton Rd. Atlanta, GA 30333, USA
800–CDC–INFO (800-232-4636), 888–232–6348 (TTY), cdcinfo@cdc.gov