Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Selección de los virus para la vacuna contra la influenza estacional

Resumen

La vacuna contra la influenza estacional ha sido diseñada para proteger contra tres o cuatro virus de la influenza que, según las investigaciones, tienen más probabilidades de diseminarse y causar enfermedades entre las personas durante la próxima temporada de influenza. Dado que los virus de la influenza cambian constantemente, la composición de la vacuna se revisa todos los años y, de ser necesario, se actualiza según qué virus de la influenza están enfermando a las personas, el alcance con el que los virus se están diseminando y cuán efectiva es la vacuna de la temporada anterior contra estos virus.

Más de 100 centros nacionales para la influenza en más de 100 países mantienen vigilancia de la influenza durante todo el año. Esto incluye recibir y poner a prueba miles de muestras de virus de la influenza de pacientes. Estos laboratorios envían virus representativos a los cinco Centros de Referencia e Investigación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que colaboran, los cuales se encuentran en los siguientes lugares:

  • Atlanta, Georgia, EE. UU. (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, CDC);
  • Londres, Reino Unido (The Francis Crick Institute);
  • Melbourne, Australia (Victoria Infectious Diseases Reference Laboratory);
  • Tokio, Japón (National Institute for Infectious Diseases) y
  • Pekín, China (National Institute for Viral Disease Control and Prevention).

Dos veces al año, la Organización Mundial de la Salud (OMS) organiza una conferencia con los directores de los centros de colaboración de la OMS, representantes de los principales laboratorios nacionales y laboratorios esenciales de regulación y academias. Ellos revisan los resultados de la vigilancia, laboratorio, y estudios clínicos, además de la disponibilidad de los virus de la vacuna, y elaboran recomendaciones sobre la composición de la vacuna contra la influenza. Estas reuniones se celebran en febrero para seleccionar la próxima vacuna contra la influenza estacional que se usará en el hemisferio norte y en septiembre, para determinar la vacuna para el hemisferio sur. La OMS recomienda incluir en las vacunas contra la influenza virus específicos de vacunas, para que luego cada país tome sus propias decisiones respecto a qué virus deben ser incluidos en las vacunas contra la influenza con licencia para su país.

En los Estados Unidos, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) toma la decisión final sobre cuáles virus se usarán en las vacunas contra la influenza que se venderán en el país. Se hace un resumen de la información sobre los virus de la influenza en circulación y de los virus de la vacuna disponibles y se presenta ante el comité asesor de la FDA en febrero de cada año para que se tome una decisión acerca de qué virus se incluirán en la vacuna del próximo año.

Preguntas y respuestas

¿Cuáles son los principales factores que influyen en la selección de virus para la producción de la vacuna?

Los virus de la influenza incluidos en la vacuna contra la influenza estacional son seleccionados cada año según los datos de vigilancia que determinan qué virus están circulando y los pronósticos sobre los virus que quizás sean los más comunes durante la próxima temporada. Cabe destacar que también es importante el grado de similitud entre los virus incluidos en la vacuna y los virus en circulación. Los virus de la vacuna deben ser similares a los virus de la influenza que, según lo previsto, serán los de mayor circulación durante la próxima temporada. Otro factor práctico importante en la recomendación acerca de los virus que deben ser incluidos en la vacuna contra la influenza es si hay o no un buen virus de la vacuna disponible; es decir, un virus que pueda usarse en la producción de la vacuna y que proteja contra los virus que probablemente circulen durante la siguiente temporada. Los virus de la vacuna deben aislarse y cultivarse en huevos de gallina. Además, los virus de la vacuna deben ser sometidos a pruebas y deben estar disponibles a tiempo para permitir la producción de una gran cantidad de virus necesarios para fabricar la vacuna. A veces, el virus adecuado para la vacuna no puede ser identificado o desarrollado a tiempo para incluirlo en la vacuna de la próxima temporada.

¿Por qué a veces es difícil conseguir un buen virus para la producción de vacunas?

Existe un gran número de factores que pueden hacer que obtener un buen virus para la producción de la vacuna sea todo un desafío, incluyendo problemas científicos y de tiempo. Actualmente, el cultivo de los virus de la vacuna contra la influenza se realiza en huevos de gallina conforme a los requisitos regulatorios de la FDA. No obstante, algunos virus de la influenza, como los H3N2, no se desarrollan bien en huevos, lo que hace que sea aún más difícil obtener virus candidatos para las vacunas.

En materia de tiempo, puede que ciertos virus de la influenza no aparezcan en algunos años ni se diseminen hasta finales de la temporada de influenza, lo que dificulta la preparación de un virus candidato para la vacuna a tiempo para la producción de la vacuna. Esto puede hacer aún más desafiante la selección de los virus para la vacuna.

¿Qué papel juega la División de Influenza de los CDC en la selección de los virus de la vacuna?

Como uno de los cinco Centros de Colaboración de la OMS, la División de la Influenza de los CDC recibe y somete a prueba miles de virus de la influenza de todas partes del mundo cada año y colabora con otros Centros de Colaboración de la OMS y Centros Nacionales de Influenza en el proceso de selección semestral del virus de la vacuna para los hemisferios norte y sur. Los CDC juegan un papel central en la prueba e identificación de nuevas cepas de los virus de la influenza a través de las actividades de vigilancia a nivel mundial, y posteriormente en la preparación de los virus candidatos para la vacuna. La División de Influenza entrega esta información a directores de otros Centros de Colaboración de la OMS, representantes de los principales laboratorios nacionales y laboratorios esenciales de regulación y academias y participa en los debates acerca de los virus que serán recomendados para ser incluidos en las vacunas contra la influenza. Los CDC también entregan información al comité asesor de la FDA para que éste tome una decisión y además ayudan a identificar los virus de vacuna.

¿Cómo los CDC determinan si el virus de la vacuna es similar al virus en circulación?

La División de Influenza de los CDC recaba y reporta información acerca de la actividad de la influenza en EE.UU. cada semana. Los estudios de laboratorio acerca de los virus de la influenza en circulación permiten a los CDC evaluar qué tan cercana es la correspondencia entre los virus de la vacuna y los en circulación cada temporada. La caracterización antigénica es un proceso que puede ofrecer un indicio sobre la capacidad que tiene la vacuna contra la influenza para producir una respuesta inmunológica contra los virus de la influenza que circulan entre las personas. La caracterización genética también puede brindar información acerca de los procesos de toma de decisiones para la selección del virus de la vacuna. Los CDC realizan además estudios para determinar la efectividad de la vacuna de temporada contra los virus en circulación. Para más información, visite Eficacia de la vacuna - ¿Qué tan eficaz es la vacuna contra la influenza?Para obtener más información acerca de la vigilancia de los CDC y para acceder a los informes semanales, visite Actividad y vigilancia de la influenza.

¿Qué pasa luego de que se ha recomendado qué virus deben ser incluidos en la vacuna contra la influenza estacional?

Tan pronto como se envía una recomendación acerca de qué virus deben incluirse en la vacuna, los fabricantes del sector privado comienzan el proceso de producción de la vacuna. De hecho, algunos fabricantes pueden comenzar a cultivar uno o más virus para la vacuna, incluso antes de que la OMS o la FDA tomen una decisión basándose en los virus que ellos creen que podrían recomendarse. Esto les da a los fabricantes más tiempo para fabricar la vacuna para el otoño. Mientras más tiempo tengan los fabricantes, mayor será el número de dosis que producirán.

¿Cuánto tiempo toma la fabricación de la vacuna contra la influenza estacional?

Producir grandes cantidades de vacunas contra la influenza demora a lo menos seis meses. Para que la vacuna sea entregada a tiempo de modo que la vacunación comience en otoño, los fabricantes deberían comenzar a cultivar uno o más virus en enero, según sus cálculos acerca de cuáles virus tienen mayores posibilidades de ser incluidos en la vacuna. Para obtener información sobre la producción de vacunas contra la influenza, consulte Cómo se hacen las vacunas contra la influenza.

 Arriba

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza estacional, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

Arriba