Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente a índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente al contenido del sitio Saltar directamente a las opciones de páginas
Inicio
Compartir
Compartir

Lo que debe saber sobre la temporada de influenza 2013-2014

¿Cuándo alcanzó su punto máximo la actividad de la influenza?

La fecha de la influenza no se puede predecir y puede variar de una temporada a otra. La actividad de la influenza estacional puede comenzar a principios de octubre y continuar hasta fines de mayo. Lo más común es que en los Estados Unidos la actividad de la influenza alcance su punto máximo en enero o febrero.

Durante la temporada 2013-2014 en los Estados Unidos, las enfermedades similares a la influenza (ILI) comenzaron a aumentar a mediados de noviembre, y hacia finales de diciembre los niveles de ILI eran elevados en la mayor parte del país. La actividad de la influenza alcanzó su punto máximo durante la semana que terminó el 28 de diciembre de 2013 durante la temporada 2013-2014 y comenzó a disminuir a principios de enero.

Por lo general, los indicadores de gravedad van a la zaga de las ILI. Puede encontrar más información sobre la actividad de esta temporada en el último informe de FluView y de MMWR Actualización: Actividad de la influenza - Estados Unidos, 29 de septiembre de 2013-8 de febrero de 2014.

¿Quiénes fueron los más afectados por la influenza esta temporada?

Las temporadas de influenza son impredecibles en muchos aspectos. Aunque las epidemias de influenza se producen cada año, la fecha, gravedad y duración de la temporada varía de una temporada a otra. Sin embargo, la influenza estacional contribuye a los importantes indicadores de morbilidad y mortalidad todos los años en los Estados Unidos.

Durante la temporada 2013-2014, los CDC recibieron varios informes de adultos jóvenes y de mediana edad con influenza grave, muchos de los cuales estaban infectados con el virus H1N1 2009; también se informaron hospitalizaciones y muertes. Más del 60% de los casos de hospitalización que se informaron al sistema de vigilancia de la influenza de los CDC se trataban de personas de 18 a 64 años. Lo más común es que la mayoría de las hospitalizaciones por influenza se den en personas mayores de 65 años.

Hay más información disponible sobre la forma clínica de la influenza grave entre adultos jóvenes y de mediana edad durante esta temporada en el informe de MMWR Actualización: Actividad de la influenza - Estados Unidos, 29 de septiembre de 2013-8 de febrero de 2014.

¿Cuántos niños murieron a causa de la influenza esta temporada?

Desde el 30 de septiembre de 2013 hasta el 15 de marzo de 2014, se informaron a los CDC 75 muertes de niños relacionadas con la influenza. Hay más información disponible sobre la muerte de niños informadas en FluView: Mortalidad infantil asociada a la influenza.

¿Circulan nuevos virus de influenza esta temporada?

Los virus de la influenza están cambiando constantemente por lo que no es inusual que virus de la influenza que son apenas diferentes aparezcan cada año. Para obtener más información acerca de cómo cambian los virus de influenza, visite Cómo puede cambiar el virus de la influenza

Todas las temporadas, los CDC analizan los virus de la influenza en circulación para ver si se asemejan a los virus contra los cuales se diseñó la vacuna contra la influenza estacional. Los datos de la denominada "caracterización antigénica" se publican semanalmente en FluView. Hasta ahora en esta temporada, la mayoría de los virus de influenza que se han analizado en los CDC son similares a los virus incluidos en la vacuna contra la influenza 2013-2014. Solo un pequeño porcentaje de los virus de la influenza A (H1N1) que analizaron los CDC no coincidieron con el virus H1N1 contra el que se diseñó la vacuna 2013-2014.

Información sobre la vacuna contra la influenza y recomendaciones para la temporada 2013-2014

¿Cuál es la eficacia de la vacuna esta temporada?

La efectividad de la vacuna contra la influenza (VE, por sus siglas en inglés) puede variar de un año a otro y entre diferentes grupos etarios y de riesgo. Para obtener más información acerca la eficacia de la vacuna, consulte ¿Qué tan eficaz es la vacuna contra la influenza estacional?

Los CDC realizan estudios todos los años para calcular cuán efectiva es la vacuna contra la influenza para evitar que deba consultar a un médico por haber contraído esta enfermedad. Los valores de efectividad provisorios de los CDC, publicados en un informe semanal de morbilidad y mortalidad el 21 de febrero de 2014: Cálculos provisorios sobre la efectividad de la vacuna contra la influenza estacional 2013-14 - Estados Unidos, febrero de 2014, indican que la vacuna contra la influenza brindó una importante protección contra la enfermedad esta temporada; es decir que redujo el riesgo que corre una persona vacunada de asistir al consultorio del médico por influenza en alrededor del 60 por ciento en todos los grupos etarios.

El estudio también observó la efectividad en cada grupo etario, y el resultado obtenido indicó que la vacuna brindó niveles de protección similares contra la infección por el virus de influenza en todos los grupos etarios. La estimación puntual de la efectividad de la vacuna contra los virus de la influenza A y B por grupo etario fue del 52 por ciento en el caso de personas mayores de 65 al 67 por ciento en niños de entre 6 meses y 17 años. La protección contra el virus H1N1 predominante fue apenas mejor entre personas mayores; se calculó que la efectividad de la vacuna contra el virus H1N1 fuera del 56 por ciento en personas mayores de 65 años y del 62 por ciento en personas de 50 a 64 años. Todos los resultados fueron estadísticamente significativos. Los valores de efectividad provisorios de la vacuna esta temporada se pueden comparar con los resultados de los estudios realizados en otras temporadas en que los virus de la vacuna coincidieron muy bien con los virus de la influenza en circulación.

¿Es necesario que me vacune aunque ya se haya iniciado la temporada de influenza?

Sí. Los CDC recomiendan vacunarse contra la influenza mientras los virus de la influenza permanezcan en circulación. Las temporadas de influenza son impredecibles. Pueden comenzar tan pronto como en octubre y puede registrarse bastante actividad incluso en mayo.

Luego de unas dos semanas de haber recibido la vacuna los anticuerpos comienzan a desarrollarse y brindar protección contra la influenza.

Además, puede tomar medidas preventivas cotidianas tales como permanecer alejado de personas enfermas y lavarse las manos para reducir la propagación de gérmenes. Si ha contraído la influenza, permanezca en su casa y no asista al trabajo o la escuela para prevenir la propagación de la influenza a otras personas.

¿Hay vacunas disponibles aun?

La vacuna contra la influenza es producida por fabricantes privados. La información acerca de la cantidad de dosis de la vacuna contra la influenza estacional que fueron distribuidas esta temporada está disponible en La vacuna contra la influenza estacional y el total de dosis distribuidas.

En mayo de 2013, los fabricantes de la vacuna contra la influenza proyectaron que habría entre 138 y 145 millones de dosis disponibles para el mercado estadounidense durante la temporada 2013-214. Ya a finales de febrero, más de 134 millones de dosis de la vacuna contra la influenza se habían distribuido en los Estados Unidos.

Si bien es posible que en este momento algunos proveedores de vacunas hayan agotado sus existencias, otros todavía pueden tener vacunas disponibles. Las personas que quieran vacunarse quizás tengan que llamar a más de un proveedor hasta encontrar una vacuna. El Localizador de vacunas contra la influenza puede serle útil.

¿Dónde puedo vacunarme contra la influenza?

Las vacunas contra la influenza se ofrecen en muchos lugares, como consultorios médicos, clínicas, departamentos de salud, farmacias y centros de salud universitarios, así como por parte de muchos empleadores e incluso en algunas escuelas.

Incluso si no tiene un médico o un enfermero habitual, puede recibir la vacuna contra la influenza en otro lado, como en un departamento de salud, en una farmacia, en una clínica de atención de urgencias y con frecuencia en su escuela, centro de salud universitario o el trabajo.

Visite el Buscador de vacunas de HealthMap para saber dónde puede conseguir una vacuna inyectable contra la influenza.

¿Es necesario que me vacune aunque haya contraído influenza?

Sí. Hay un par de motivos por los cuales debería vacunarse incluso si esta temporada ya ha contraído una enfermedad similar a la influenza. En primer lugar, es posible que la enfermedad no haya sido causada por un virus de la influenza. Existen otros virus respiratorios en circulación junto con los de la influenza, que presentan síntomas similares. La única manera de averiguar si el virus de la influenza es el causante de su enfermedad es a través de una prueba tomada y analizada en un laboratorio. En segundo lugar, aunque se haya enfermado a causa de uno de los virus de la influenza, la vacuna contra la influenza estacional brinda protección contra los virus de la influenza que, según las investigaciones, serán los más comunes. Esto significa que la vacuna brinda protección contra otros virus de la influenza a los que aún no ha estado expuesto.

¿Qué tipos de vacunas habrá disponibles en los Estados Unidos para 2013-2014?

Hay varias opciones de vacunas contra la influenza para la temporada de influenza 2013-2014.

Están disponibles las vacunas contra la influenza tradicionales (llamadas "trivalentes") fabricadas para proteger contra los tres virus de la influenza. Además, también están disponibles las vacunas contra la influenza estacional fabricadas para proteger contra los cuatro virus de la influenza (llamadas "tetravalentes").

La vacuna trivalente contra la influenza protege contra dos virus de la influenza A y un virus de la influenza B. Están disponibles las siguientes vacunas trivalentes contra la influenza:

La vacuna tetravalente contra la influenza protege contra dos virus de la influenza A y dos virus de la influenza B. Están disponibles las siguientes vacunas tetravalentes contra la influenza:

(*"Sano" designa a personas que no tengan un trastorno médico subyacente que las predisponga a complicaciones de la influenza).

Los CDC no recomiendan administrarse una vacuna contra la influenza sobre la otra. Lo importante es que se vacune contra la influenza todos los años.

¿Contra qué virus de la influenza protege la vacuna de esta temporada?

Las vacunas contra la influenza están diseñadas para proteger contra los virus de la influenza, que según los expertos, serán los más comunes durante la próxima temporada. Normalmente, circulan tres tipos de virus de la influenza entre las personas: los virus de la influenza A (H1N1), los virus de la influenza A (H3N2) y los virus de la influenza B. Todos los años, se utilizan estos virus para producir vacunas contra la influenza estacional.

La vacuna trivalente contra la influenza 2013-2014 se fabrica a partir de estos tres virus:

  • virus tipo A/California/7/2009 (H1N1)pdm09;
  • un virus A(H3N2) antigénicamente similar al virus prototipo A/Victoria/361/2011 propagado en cultivo celular;
  • una cepa análoga a B/Massachusetts/2/2012.

Se recomienda que la vacuna tetravalente que contiene dos virus de la influenza B incluya los tres virus antes mencionados y un virus del tipo B/Brisbane/60/2008.

Obtenga más información acerca de las vacunas contra la influenza en Prevención de la influenza estacional mediante la vacunación.

¿Por cuánto tiempo me protege la vacuna contra la influenza?

Varios estudios realizados en diferentes estaciones y diferentes tipos de vacunas y subtipos del virus de influenza han demostrado que la inmunidad del cuerpo a los virus de la influenza (adquirida mediante una infección natural o la vacunación) disminuye con el tiempo. La disminución de anticuerpos es influenciada por varios factores, incluidos el antígeno utilizado en la vacuna, la edad y salud general de la persona (por ejemplo, ciertas afecciones crónicas pueden tener un impacto en la inmunidad). Cuando la mayoría de las personas sanas con sistemas inmunes normales se vacuna, sus cuerpos producen anticuerpos y quedan protegidos durante toda la temporada de influenza, incluso a medida que los niveles de anticuerpos disminuyen con el tiempo. Es posible que las personas con sistemas inmunes debilitados no generen la misma cantidad de anticuerpos después de la vacunación; además, es posible que sus niveles de anticuerpos bajen más rápidamente en comparación con las personas sanas.

Para todos, vacunarse todos los años proporciona la mejor protección contra la influenza durante toda la temporada de influenza. Es importante vacunarse contra la influenza todos los años, incluso si se vacunó la temporada anterior y los virus de la vacuna no han cambiado en la temporada actual.

¿Puedo vacunarme y aún así contraer influenza?

Sí. Es posible contraer la influenza incluso si se ha vacunado (si bien no lo sabrá a ciencia cierta a menos que le hagan una prueba de diagnóstico de la influenza y que el resultado sea positivo). Esto es posible por los siguientes motivos:

  • Puede estar expuesto a uno de los virus de la influenza justo antes de vacunarse o durante el lapso que el cuerpo tarda en desarrollar la protección posterior a la vacunación. Esta exposición puede ocasionar que se enferme de influenza antes de que la vacuna haga efecto. (Los anticuerpos que brindan la protección se desarrollan en el cuerpo aproximadamente 2 semanas luego de la vacunación).
  • Usted puede estar expuesto a un virus de la influenza que no esté incluido en la vacuna contra la influenza estacional. Todos los años circulan muchos virus de influenza diferentes. La composición de la vacuna contra la influenza se revisa cada temporada y se actualiza, en caso de que fuese necesario, para proteger contra los tres virus más comunes según las investigaciones. La caracterización de los virus de la influenza recolectados esta temporada en los Estados Unidos indica que la mayoría de los virus en circulación son similares a los virus de la vacuna. Sin embargo, existe un porcentaje menor de virus que se supone que la vacuna no cubrirá.
  • Desafortunadamente, algunas personas al vacunarse pueden infectarse con el virus de la influenza incluido en la vacuna contra la influenza. La protección que brinda la vacuna contra la influenza puede variar ampliamente, basándose, en parte, en los factores de salud y en la edad de la persona que se vacuna. En general, la vacuna contra la influenza tiene mayor efecto entre las personas jóvenes saludables y los niños mayores. Algunas personas mayores y personas con ciertas enfermedades crónicas podrían desarrollar menos inmunidad después de la vacunación. Aunque la mejor protección contra la influenza es la vacunación, existe la posibilidad de que algunas personas se enfermen después de vacunarse. La vacuna contra la influenza tiene sus imperfecciones, pero actualmente es la mejor herramienta que tenemos a nuestra disposición para prevenir la enfermedad.

¿Los CDC han recibido informes de personas que se han vacunado contra la influenza y posteriormente las pruebas de detección de influenza les dieron positivas para esta enfermedad?

Sí. Los CDC recibieron informes de algunas personas que luego de vacunarse contra la influenza se enfermaron y las pruebas arrojaron resultados positivos para la influenza. Esto sucede todas las temporadas. Hay muchas razones por las que las personas que se vacunaron contra la influenza aun pueden contraer la enfermedad esta temporada.

Para determinar la efectividad de la vacuna contra la influenza cada año, los CDC han trabajado conjuntamente con investigadores de universidades y hospitales desde la temporada de influenza 2004-2005 en la realización de estudios de observación a través de la utilización de resultados de casos de influenza confirmados en laboratorios.

Es importante que los proveedores de servicios de salud y el público en general recuerden que los medicamentos antivirales para la influenza están disponibles para tratar esta enfermedad. Los CDC tienen recomendaciones sobre el uso de estos medicamentos (que se comercializan como "Tamiflu®" y "Relenza®"). Se recomienda que el tratamiento antiviral se realice cuanto antes en pacientes con casos confirmados o presuntos de influenza que están hospitalizados, gravemente enfermos o tienen mayores riesgos de sufrir graves enfermedades relacionadas con la influenza, incluyendo a niños, personas mayores de 65 años, embarazadas y personas con ciertas afecciones médicas subyacentes. El tratamiento debe comenzar lo antes posible si se sospecha que una persona puede haberse contagiado, independientemente del estado de vacunación o de los resultados de pruebas rápidas y no se debe demorar el inicio del tratamiento mientras se espera la confirmación del laboratorio. Una lista completa de las personas que se consideran que corren mayor riesgo de sufrir complicaciones por la influenza está disponible en Personas con alto riesgo de desarrollar complicaciones por la influenza.

Para obtener más información acerca de los medicamentos antivirales, consulte Medicamentos antivirales.

¿Tiene una buena correspondencia la vacuna de esta temporada con los virus en circulación?

Durante el transcurso de la temporada de influenza, los CDC analizan muestras de los virus de la influenza que circulan en esa temporada a fin de evaluar cuánta similitud hay entre los virus que se usaron para elaborar la vacuna y los virus en circulación. Los datos se publican semanalmente en FluView.

Una de las maneras en que los CDC evalúan la coincidencia entre los virus de la vacuna y los virus en circulación es a través de la caracterización antigénica. Hasta la semana que finalizó el 15 de marzo de 2014, la mayoría (99.9%) de los virus de la influenza que se analizaron en los CDC son similares a los virus que se incluyeron en la vacuna contra la influenza 2013-2014. La correspondencia entre el virus de la vacuna y los virus en circulación es uno de los factores que determina la efectividad de la vacuna.

¿Cómo sabemos si hay una buena correspondencia entre los virus de la vacuna y aquellos que causan enfermedades?

En el transcurso de una temporada de influenza, los CDC estudian muestras de virus de la influenza que circulan durante esa temporada para evaluar cuán cerca están de lograr que haya coincidencia entre los virus usados para fabricar la vacuna y los virus que circulan. Los datos se publican semanalmente en FluView.

Además, los CDC realizan estudios todos los años para determinar la efectividad de la vacuna contra la enfermedad.

¿La vacuna puede brindar protección aunque no se establezca una "buena" correspondencia?

Sí, los anticuerpos que se forman en respuesta a la vacunación a través de un virus de la influenza a veces pueden brindar protección contra virus diferentes pero relacionados. Una correspondencia por debajo de lo ideal puede causar una disminución de efectividad contra el virus que difiere del que se encuentra en la vacuna, pero aun así puede garantizar cierta protección contra la enfermedad de la influenza.

Además, es importante recordar que la vacuna contra la influenza contiene tres virus, por lo que incluso cuando la coincidencia es menor que lo ideal o la efectividad es más baja contra uno de los virus, la vacuna puede brindar protección contra los otros virus.

Por estas razones, incluso durante temporadas cuando existe una correspondencia por debajo de lo ideal, los CDC continúan recomendando la vacuna contra la influenza. Esto es particularmente importante para las personas con alto riesgo de sufrir complicaciones por la influenza, y sus contactos más cercanos.

¿Qué harán los CDC para monitorear la efectividad de la vacuna para la temporada 2013-2014?

Los CDC llevan a cabo y colaboran con otros asociados dentro y fuera de los CDC para evaluar la eficacia de las vacunas. Durante la temporada 2013-2014, los CDC están planeando múltiples estudios sobre la eficacia de la vacuna inyectable contra la influenza y de la vacuna contra la influenza en atomizador nasal. Estos estudios evaluarán la eficacia de la vacuna en la prevención de la influenza confirmada en laboratorio en el caso de personas de 6 meses en adelante, puesto que a partir de la temporada 2010-2011 el Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP, por sus siglas en inglés) recomendó la vacunación anual para todas las personas en este grupo etario.

¿Dónde puedo encontrar más información sobre el suministro de vacunas?

Hay información sobre el suministro de vacunas disponible en el sitio web sobre la influenza de los CDC.

¿Existe algún tratamiento para la influenza?

Sí. Si se enferma, hay medicamentos que pueden tratar la enfermedad de la influenza. Se les denomina medicamentos antivirales y pueden aliviar su enfermedad y hacer que se sienta mejor rápidamente. Además, pueden prevenir complicaciones graves por la influenza, como la neumonía. Para obtener más información acerca de los medicamentos antivirales, visite Tratamiento (medicamentos antivirales).

Recomendaciones sobre el tratamiento con medicamentos antivirales de la influenza para la temporada 2013-2014

¿Qué es la resistencia antiviral?

Resistencia antiviral significa que un virus ha cambiado de tal manera que el medicamento antiviral es menos eficaz para tratar o prevenir la enfermedad. Las muestras de virus obtenidos en los Estados Unidos y en todo el mundo se analizan para determinar si son resistentes a cualquiera de los medicamentos antivirales para la influenza aprobados por la FDA.

¿Qué harán los CDC para monitorear la resistencia antiviral en los Estados Unidos durante la temporada 2013-2014?

Los CDC recopilan virus habitualmente a través de un sistema de vigilancia nacional y mundial para supervisar los cambios en los virus de la influenza. Los CDC continuarán llevando a cabo la observación continua y las pruebas de los virus de la influenza. Además, los CDC están trabajando conjuntamente con los Departamentos de Salud Pública Estatales y la Organización Mundial de la salud para recopilar información adicional sobre la resistencia antiviral en los Estados Unidos y en todo el mundo. La información recopilada ayudará a formular recomendaciones de políticas de salud pública bien fundadas.

¿Los CDC han recibido informes de virus de la influenza resistentes a los antivirales durante la temporada 2013-2014?

Esta temporada, los CDC junto con los laboratorios asociados detectaron unos pocos virus de la influenza H1N1 2009 en los Estados Unidos resistentes al medicamento antiviral oseltamivir (cuyo nombre comercial es Tamiflu). Estos resultados son similares a los obtenidos en otros países. También se detectaron virus de la influenza A (H3N2) resistentes al oseltamivir a nivel mundial. Sin embargo, la mayoría de los virus de la influenza en circulación en los Estados Unidos y en el mundo son susceptibles a la clase de medicamentos antivirales inhibidores de la neuraminidasa (oseltamivir y zanamivir). Hasta ahora, ninguno de los virus que se sometieron a pruebas esta temporada resultó ser resistente al zanamivir (cuyo nombre comercial es Relenza).

Altos niveles de resistencia a los adamantanos (amantadina y rimantadina) persisten entre los virus de influenza A 2009 (H1N1) e influenza A (H3N2) (los adamantanos no son efectivos contra los virus de influenza B). Por lo tanto, no se recomienda el uso de la amantadina ni de la rimantadina esta temporada.

Los CDC y sus socios de salud pública de todo el mundo han tomado el compromiso de informar al público sobre cualquier incremento significativo que se produzca en la resistencia antiviral de los virus de la influeza en circulación. Las últimas estadísticas nacionales sobre la resistencia antiviral están disponibles en el informe FluView semanal.

¿Los CDC han recomendado algún tipo de modificación a la guía actual sobre el uso de antivirales para la temporada de influenza 2013-2014?

No. En este momento, la mayoría de los virus de la influenza en circulación siguen siendo susceptibles al oseltamivir (cuyo nombre comercial es Tamiflu) y al zanamivir (cuyo nombre comercial es Relenza). Por ende, los CDC no han modificado sus recomendaciones antivirales para la temporada 2013-2014, las cuales están disponibles en Medicamentos antivirales.

¿Qué pueden hacer las personas esta temporada para protegerse de los virus de la influenza resistentes a los antivirales?

Recibir la vacuna contra la influenza estacional 2013-2014 es la primera y más importante medida para prevenir la influenza. La vacuna contra la influenza de esta temporada se formuló para brindar protección contra los virus de la influenza H1N1 2009, incluidos los virus H1N1 2009 resistentes al oseltamivir que se identificaron en los Estados Unidos esta temporada. La vacuna también brinda protección contra el virus de la influenza A (H3N2) y uno o dos de los virus de la influenza B (según el tipo de vacuna). Todas las personas mayores de 6 meses que todavía no se hayan vacunado contra la influenza, deben hacerlo ahora. Si está dentro de un grupo que corre alto riesgo de sufrir complicaciones graves relacionadas con la influenza, comuníquese con su médico si presenta los síntomas de la influenza ya que puede beneficiarse del tratamiento temprano. Si no corre alto riesgo y está enfermo, permanezca en su hogar, no vaya al trabajo ni a la escuela, y evite hacer mandados en la medida de lo posible. Esto ayudará a prevenir que su enfermedad sea contraída por otras personas.

¿Qué están haciendo los CDC en respuesta a los virus de la influenza resistentes a los antivirales que se detectaron esta temporada?

Los CDC están trabajando estrechamente con sus socios a nivel estatal para controlar la resistencia antiviral de los virus de la influenza esta temporada. Los CDC han trabajado con los estados en que se detectaron los virus de la influenza resistentes a los medicamentos antivirales para mejorar la vigilancia de estos virus y transmitir a los profesionales de la salud pública información y recomendaciones actualizadas.

Soy ciudadano estadounidense y tengo síntomas similares a la influenza (por ej., tos, fiebre, dolor de garganta, etc.). ¿Cómo sé si tengo influenza estacional, influenza H7N9 o MERS-CoV (Coronavirus del Síndrome Respiratorio de Oriente Medio)?

La influenza estacional, la influenza H7N9, o la infección por MERS-CoV pueden causar síntomas respiratorios similares. Sin embargo, lo más probable es que, de estos virus, la influenza estacional sea la causante de los síntomas que tiene. H7N9 y MERS-CoV son menos comunes y no han sido detectados en los Estados Unidos. La mayoría de las infecciones por H7N9 han ocurrido en China. El primer y único caso fuera de China se dio en Malasia y se informó el 12 de febrero de 2014. El caso se detectó en un viajero que provenía de un área de China afectada por el virus H7N9. Todos los casos de MERS-CoV han sido vinculados a países que conforman o están cerca de la Península Arábiga.

Si es hospitalizado por enfermedad respiratoria grave de causa desconocida dentro de los 10 días de haber viajado por un país donde se detectó el virus H7N9 o si ha estado en contacto con un paciente con infección por H7N9 confirmada, quizás deba ser sometido a pruebas para confirmar su diagnóstico. Si recientemente ha viajado a países donde se ha detectado el MERS-CoV y comienza a tener fiebre, tos o falta de aire dentro de los 14 días posteriores a su regreso a los EE. UU., comuníquese con su médico. (En este momento, el virus H7N9 ha sido detectado solo en China o en personas que provienen de China. Todos los casos de MERS-CoV han sido vinculados a países que conforman o están cerca de la Península Arábiga). No es posible determinar si un paciente tiene influenza estacional, influenza H7N9, MERS-CoV o una enfermedad provocada por otro patógeno basándonos solamente en los síntomas. Sin embargo, existen pruebas para detectar la influenza estacional, la influenza H7N9 o l infección por MERS-CoV. Su médico determinará si debe ser sometido a pruebas para cualquiera de estas enfermedades según los síntomas que tenga, la presentación clínica y su historia de viaje reciente.

¿Cuáles son los desafíos que enfrentan los médicos en la identificación y diferenciación de casos de influenza estacional, influenza aviar A (H7N9) y MERS-CoV (Coronavirus del Síndrome Respiratorio de Oriente Medio) esta temporada?

La influenza estacional, la influenza H7N9 y la infección por MERS-CoV pueden causar síntomas respiratorios similares, incluyendo fiebre y tos. Sin embargo, los síntomas de los casos de infección por H7N9 y MERS-CoV que más se informaron hasta ahora han sido más graves que los que suele causar la influenza estacional. Teniendo en cuenta todos estos virus, los médicos tienen más probabilidades de encontrar pacientes con infección por el virus de la influenza estacional. Los virus de la influenza estacional circulan todos los años en los Estados Unidos y la mayor actividad de influenza ocurre entre octubre y mayo.

Hasta ahora, no se han informado casos de infección por H7N9 o MERS-CoV en los Estados Unidos. Sin embargo, los CDC reconocen el potencial que tienen estos virus de diseminarse a nivel mundial, incluido los EE. UU. Lo más probable es que esto se observe en un viajero que se infectó mientras estaba en un país donde se detectaron estos virus. (En este momento, el virus H7N9 ha sido detectado solo en China o en personas que provienen de China. Todos los casos de MERS-CoV han sido vinculados a países que conforman o están cerca de la Península Arábiga.)

Vea el sitio web de los CDC para obtener la última guía y actualizaciones de la situación relacionada con estos virus.

 

¿Tiene usted preguntas sobre el seguro médico?

Contáctenos:
  • Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades
    1600 Clifton Rd
    Atlanta, GA 30333
  • 800-CDC-INFO
    (800-232-4636)
    TTY: (888) 232-6348
  • Contacte CDC-INFO

 

Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir (generalmente en 24 horas). Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas sobre la influenza de temporada, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

  • Última modificación de la página 25 de marzo de 2014
  • Última actualización de la página: 25 de marzo de 2014
USA.gov: el portal oficial en Internet del gobierno de los EE.UU.Departamento de Salud y Servicios Humanos
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, 1600 Clifton Rd. Atlanta, GA 30333, EE. UU.
800-CDC-INFO (800-232-4636) TTY: (888) 232-6348 - Comuníquese con CDC-INFO