Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente a índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Eficacia de la vacuna - ¿Qué tan eficaz es la vacuna contra la influenza?

Preguntas y respuestas

¿Cuán efectiva es la vacuna contra la influenza?

La efectividad de la vacuna contra la influenza (o su capacidad para prevenir la influenza) puede variar de una temporada a otra. La efectividad de la vacuna también puede variar según la persona a la que se le administra la vacuna. Al menos dos factores juegan un papel importante a la hora de determinar las probabilidades de protección de la vacuna contra la influenza: 1) las características de la persona a la que se le administrará la vacuna (edad y estado de salud) y 2) la similitud o "combinación" entre los virus incluidos en la vacuna y los que se diseminan en la comunidad. En los años en que la vacuna contra la influenza no coincida exactamente con los virus en circulación, es posible que la vacunación contra la influenza no presente beneficios. Quizás sea posible evaluar beneficios sustanciales de la vacunación en lo que respecta a la prevención de la influenza en años en que haya una buena correspondencia entre la vacuna contra la influenza y los virus en circulación. Sin embargo, durante los años en los que la combinación de la vacuna es muy buena, los beneficios de recibirla varían entre las poblaciones, según las características de la persona que la recibe y hasta según qué vacuna se utilizó.

Cada temporada, los investigadores intentan determinar la efectividad de las vacunas contra la influenza con el objetivo de evaluar y confirmar la importancia de la vacunación como una intervención de la salud pública. Los resultados de los estudios sobre la efectividad de la vacuna contra la influenza pueden variar según el diseño, los resultados, la población estudiada y la temporada en la que se estudió la vacuna contra la influenza. Estas diferencias pueden hacer que sea difícil comparar el resultado de un estudio con otro.

Mientras que determinar la efectividad de la vacuna es todo un reto, en general, estudio recientes han demostrado que la vacunación contra la influenza beneficia la salud pública, especialmente cuando la vacuna combina perfectamente con los virus de la influenza en circulación.

¿Cuáles son los beneficios de la vacunación contra la influenza?

A pesar de que la efectividad de la vacuna contra la influenza puede variar, existen muchos motivos para vacunarse todos los años.

  • La vacunación contra la influenza puede evitar que contraiga la enfermedad. Protegerse de la influenza significa que también protege a las personas de su entorno que son más vulnerables a enfermarse gravemente a causa de esta enfermedad.
  • La vacunación contra la influenza puede ayudar a proteger a las personas que corren mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa de la influenza, como los adultos mayores, las personas con afecciones de salud crónicas y niños pequeños (en especial los bebés de menos de 6 meses que son demasiado pequeños para recibir la vacuna).
  • La vacunación contra la influenza también puede hacer que la enfermedad sea más leve en caso de que la contraiga.
  • La vacunación contra la influenza puede disminuir el riesgo de que haya consecuencias graves a raíz de la influenza, como hospitalizaciones y muertes.
    • Un estudio* reciente demostró que la vacuna contra la influenza redujo un 74% el riesgo que corren los niños de requerir admisión en unidades de cuidados intensivos (PICU) durante las temporadas 2010-2012.
    • Un estudio demostró que la vacunación contra la influenza estuvo relacionada con una disminución del 71% en las hospitalizaciones a causa de la influenza entre los adultos de todas las edades y con una disminución del 77% entre los adultos mayores de 50 años durante la temporada de influenza 2011-2012.
    • La vacunación contra la influenza es una herramienta de prevención importante para las personas con afecciones de salud crónicas. La vacunación se relacionó con índices más bajos en el caso de algunos eventos cardíacos entre personas con enfermedad cardíaca, en especial entre aquellas que habían tenido un evento cardíaco el año pasado. La vacunación contra la influenza también ha demostrado estar relacionada con una menor cantidad de hospitalizaciones entre las personas con diabetes (79%) y con enfermedad pulmonar crónica (52%).
    • La vacunación ayuda a proteger a las mujeres durante el embarazo y a sus bebés hasta 6 meses después de nacer. Un estudio demostró que la vacunación contra la influenza en mujeres embarazadas tuvo una efectividad del 92% en la prevención de hospitalizaciones de bebés a causa de la enfermedad.
    • Otros estudios han demostrado que la vacunación puede disminuir el riesgo de hospitalizaciones relacionadas con la influenza en los adultos mayores. Un estudio abocado a la efectividad que tuvo la vacuna contra la influenza durante un periodo de tres temporadas concluyó que la vacuna contra la influenza redujo un 61% el riesgo de hospitalizaciones en personas mayores de 50 años.

Las referencias de los estudios que se mencionan arriba se pueden encontrar en Publicaciones sobre los beneficios de la vacuna contra la influenza. Además consulte la hoja de datos ¿Cuáles son los beneficios de la vacunación contra la influenza? [264 KB, 2 páginas].  

 Arriba

¿La vacuna contra la influenza es eficaz contra todos los tipos de virus de influenza y resfríos?

Las vacunas contra la influenza estacional están diseñadas para proteger contra infecciones y enfermedades causadas por los virus de la influenza que, según los investigadores, serán los más comunes durante esta temporada. Las vacunas contra la influenza del tipo "trivalente" han sido fabricadas para proteger contra tres virus y las vacunas contra la influenza del tipo "tetravalenteprotegen contra cuatro virus de la influenza Las vacunas contra la influenza NO protegen contra infecciones y enfermedades ocasionadas por otros virus que también pueden causar síntomas similares a los de la influenza. Hay muchos otros virus aparte de los virus de la influenza que pueden causar enfermedades similares a la influenza * (también conocidas como ILI, por sus siglas en inglés) que se diseminan durante la temporada de influenza.

¿La vacuna contra la influenza actúa igual para todos?

No. Aunque la vacuna contra la influenza es la única y mejor manera de prevenir la influenza, la protección puede variar ampliamente según a quien se le administre la vacuna (además de qué tan bien se corresponde la vacuna contra la influenza con los virus en circulación). En general, la vacuna contra la influenza tiene mayor efecto entre adultos saludables y niños mayores. Algunas personas mayores y personas con ciertas enfermedades crónicas podrían desarrollar menos inmunidad que los niños y los adultos sanos después de la vacunación. No obstante, incluso para estas personas, la vacuna contra la influenza puede brindar cierta protección.

 Arriba

¿Cuán efectiva es la vacuna contra la influenza para los ancianos?

Las personas con sistemas inmunitarios debilitados por lo general tienen una respuesta inmunológica de defensa más baja después de recibir la vacuna contra la influenza en comparación con las personas jóvenes y sanas. En estas personas, esto puede ocasionar una menor efectividad de la vacuna.

Si la efectividad de la vacuna no es muy buena en los adultos mayores, ¡aun así deben vacunarse?

A pesar de que aparentemente las vacunas contra la influenza presentan resultados menos favorables en personas mayores de 65 años, hay muchos motivos por los que las personas de ese grupo etario deberían vacunarse todos los años.

  • En primer lugar, las personas de 65 años y mayores corren un riesgo más alto de enfermarse gravemente, ser hospitalizadas y morir a causa de la influenza.
  • En segundo lugar, si bien la efectividad de la vacuna contra la influenza puede ser inferior en personas mayores, hay temporadas en las que se observa un beneficio significativo cuando se trata de prevenir una enfermedad que podría derivar en una consulta médica. Incluso si la vacuna brindara menos protección a los adultos mayores de la que debería a personas más jóvenes, es mejor contar con cierta protección antes que nada, en especial si se trata de este grupo de alto riesgo.
  • En tercer lugar, los CDC están realizando estudios en los que prestan atención a cuán efectiva es la vacuna para prevenir enfermedades relacionadas con la influenza que derivan en consultas médicas u hospitalizaciones. Este es solo un resultado. Hay otros estudios en los que se observan los efectos de la vacuna contra la influenza en cuanto a la tasa de mortalidad que la influenza tiene como resultado. Por ejemplo, un estudio concluyó que se pudo evitar una muerte por cada 4,000 personas vacunadas contra la influenza (Fireman et al, 2009).
  • En los adultos mayores debilitados, las hospitalizaciones pueden marcar el comienzo del deterioro general del estado de salud y la motricidad, lo cual puede llevar a la incapacidad de llevar una vida independiente o realizar actividades básicas de la vida diaria. Aunque la protección que reciben los adultos mayores al vacunarse contra la influenza puede variar considerablemente, la vacunación anual sigue siendo la mejor protección disponible contra la influenza.
  • Hay pocos datos que indiquen que la vacuna contra la influenza puede disminuir la gravedad de la enfermedad; es decir, que una persona vacunada puede contagiarse de influenza de todas formas pero la gravedad de la enfermedad será más leve.
  • En cuarto lugar, es importante recordar que las personas mayores de 65 años conforman un grupo heterogéneo y, generalmente, difieren unas de otras en lo que respecta al estado de salud general, al nivel de actividad y movilidad y a su actitud al momento de solicitar atención médica. Este grupo incluye personas sanas y activas cuyos sistemas inmunitarios responden, como también personas que presentan afecciones médicas subyacentes que pueden debilitar su sistema inmunitario y, por lo tanto, la capacidad de su cuerpo para responder a la vacunación. Por lo tanto, al evaluar los beneficios de la vacuna contra la influenza, es importante considerar un panorama más amplio que el que puede presentar el resultado arrojado por un estudio. Si bien la vacuna contra la influenza no es perfecta, la evidencia general demuestra que la vacunación presenta beneficios para la salud pública. La vacunación es especialmente importante para las personas de 65 años y mayores que son particularmente vulnerables a enfermarse gravemente y morir, a pesar de que el funcionamiento de la vacuna en este grupo etario no sea tan satisfactorio.

¿Cuán efectiva es la vacuna contra la influenza para los niños?

En general, la vacuna contra la influenza tiene mayor efecto entre adultos sanos y niños mayores de 2 años. Por lo general, se observan menos beneficios de la vacuna contra la influenza en niños (por ejemplo, niños menores de 2 años) y adultos mayores (por ejemplo, adultos mayores de 65 años).

¿Cómo se calculan lo beneficios de la vacunación?

Los investigadores de la salud pública miden la efectividad de las vacunas contra la influenza a través de distintos tipos de estudios. "Estudios aleatorios", en los que las personas son designadas de manera aleatoria para recibir la vacuna o un placebo (por ejemplo, solución salina) y luego se evalúa cuántas personas en cada grupo contraen influenza, son la "prueba estándar de oro" (el mejor método) para determinar la efectividad de la vacuna. Los efectos de la vacunación que se miden en estos estudios se denominana "efectividad".

"Estudios de observación" son estudios en los que los sujetos que eligen vacunarse son comparados con quienes eligen no vacunarse. Esto significa que la vacunación de los sujetos del estudio no es aleatoria. La medición de la efectividad de la vacuna en un estudio de observación se conoce como "eficacia". Los estudios aleatorios son caros y no pueden ser llevados a cabo una vez que se entregó una recomendación de vacunación, debido a que prohibir la vacunación a una persona recomendada para recibir la vacuna la pondría en riesgo de contagio, enfermedad y complicaciones graves. Por tal motivo, la mayoría de los estudios en los EE. UU. realizados para determinar los beneficios que tiene la vacunación contra la influenza en las personas mayores son estudios de observación.

 Arriba

¿De qué manera los CDC presentan los datos sobre la eficacia de la vacuna contra la influenza?

Normalmente, los CDC presentan la efectividad de la vacuna (EV) como una estimación puntual única: por ejemplo, 60%. Esta estimación puntual representa la disminución en riesgo que provee la vacuna contra la influenza. Por lo general, los estudios sobre la efectividad de la vacuna realizados por los CDC miden las enfermedades a causa de la influenza confirmadas por laboratorio que requieren de una consulta al médico o atención de urgencia. En este caso, una estimación puntual de la EV del 60% significa que la vacuna contra la influenza disminuye en un 60% el riesgo que corre una persona de contraer influenza y de necesitar ir al consultorio del médico o proveedor de atención de urgencia.

Además de la estimación puntual de la EV, los CDC también proporcionan un "intervalo de confianza" (IC) de esta estimación puntual; por ejemplo, 60% (95% IC: 50%-70%). El intervalo de confianza ofrece un margen más bajo para la estimación de la EV (por ej., 50%) como también un margen más alto (por ej., 70%). Una manera de entender un intervalo de confianza del 95% es esta: si los CDC repitieran este estudio 100 veces, 95 veces de 100, la estimación puntual de la EV estaría dentro de un intervalo de confianza (por ej., en o entre el 50% y 70%). Aún queda la posibilidad de que cinco de cada 100 veces (una probabilidad del 5%), la estimación puntual de la EV de los CDC esté fuera del intervalo de confianza del 50%-70%.

¿Por qué los intervalos de confianza son importantes para comprender la eficacia de la vacuna contra la influenza?

Los intervalos de confianza son importantes porque brindan el marco para comprender la precisión o exactitud de una estimación puntual de EV. Mientras más amplio es el intervalo de confianza, menos precisa es la estimación puntual de la efectividad de la vacuna. Tomemos como ejemplo una estimación puntual de la EV del 60%. Si el intervalo de confianza de esta estimación puntual es del 50%-70%, entonces podemos estar más seguros de que la protección que brinda la vacuna es de aproximadamente el 60% en comparación con un intervalo de confianza del 10-90%. Además, si un intervalo de confianza cruza la barrera del cero (por ejemplo, -20% a 60%), entonces la estimación puntual de la EV que se calculó "no es estadísticamente significativa". Hay que ser precavido al interpretar estimaciones de EV que no son estadísticamente significativas ya que esos resultados no pueden descartar la posibilidad de que la efectividad de la vacuna sea de cero (por ej., sin protección). La amplitud del intervalo de confianza está relacionado con la cantidad de participantes en el estudio, y es por eso que los estudios que arrojan estimaciones de EV más precisas (y por consiguiente, tienen un intervalo de confianza más ajustado) incluyen una gran cantidad de participantes.

¿Por qué hay tantos resultados diferentes en cuanto a los estudios de efectividad de la vacuna?

Los resultados de los estudios sobre la efectividad de la vacuna contra la influenza pueden variar según el diseño, los resultados, la población estudiada y la temporada en la que se estudió la vacuna. Estas diferencias pueden hacer que sea difícil comparar el resultado de un estudio con otro. Al haber un interés en la efectividad de las vacunas para prevenir enfermedades, hospitalizaciones y hasta la muerte por influenza, se deben considerar muchos resultados.

 Arriba

¿Cómo miden los CDC la efectividad de la vacuna?

Los científicos siguen trabajando para encontrar mejores maneras de diseñar, llevar a cabo y evaluar estudios no aleatorios (es decir, de observación) para evaluar la efectividad de la vacuna. Los CDC han estado trabajando con investigadores en universidades y hospitales desde la temporada de influenza 2003-2004 para determinar la efectividad de la vacuna a través de estudios de observación mediante la utilización de resultados de casos de influenza confirmados por laboratorio. Actualmente, estos estudios utilizan como resultado específico una prueba de laboratorio muy precisa y sensible conocida como RT-PCR (reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa) para confirmar las infecciones por el virus de la influenza que necesitan atención médica. Los estudios de los CDC se llevan a cabo en cinco sitios a lo largo de Estados Unidos para obtener información más representativa. Para evaluar la efectividad de la vacuna en diferentes grupos etarios, los estudios de los CDC sobre los efectos de la vacuna han incluido a personas desde los 6 meses y mayores recomendadas en ese momento para recibir una vacunación anual contra la influenza. Estudios similares se están llevando a cabo en Australia, Canadá y Europa.

¿Qué muestran los estudios recientes sobre la efectividad de la vacuna?

Los CDC realizan estudios todos los años para determinar la efectividad de la vacuna contra esta enfermedad. Estos cálculos y estimaciones brindarán más información acerca de cuán efectiva es la vacuna de esta temporada. Estudios recientes revelan que la vacuna puede reducir el riesgo de padecer la enfermedad de la influenza en aproximadamente un 60% en la población en general durante las temporadas en que la mayoría de los virus de la influenza en circulación son similares a los virus incluidos en la vacuna.

¿Los resultados de los estudios recientes sobre la efectividad de la vacuna están de acuerdo con la vacunación contra la influenza?

La gran cantidad de enfermedades y casos de muerte relacionados con la influenza en los Estados Unidos, junto con la evidencia de muchos estudios que muestran que las vacunas contra la influenza brindan protección, da sustento a las recomendaciones actuales de EE. UU. sobre la vacunación contra la influenza. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la efectividad de las vacunas contra la influenza seguirá variando cada año, dependiendo especialmente de la combinación entre la vacuna contra influenza y los virus de influenza que circulen y causen enfermedades en la comunidad, al igual que las características de las personas que se vacunen.

¿Dónde puedo obtener más información?

Los CDC han compilado una lista de publicaciones seleccionadas con relación a la efectividad de la vacuna..

Además de la vacunación, ¿cómo pueden protegerse las personas contra la influenza?

Recibir una vacuna contra la influenza todos los años es la mejor manera de protegerse contra la influenza. Los medicamentos antivirales constituyen el segundo método de defensa más importante contra la influenza. Estos medicamentos deben ser recetados por un médico. Además, los buenos hábitos de salud, tales como cubrirse la boca al toser y lavarse frecuentemente las manos con jabón, pueden ayudar a prevenir la propagación de la influenza y otras enfermedades respiratorias.

Más información sobre Selección de vacunas.

 Arriba
Arriba