Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente a índice A-Z Saltar directamente a navegación Saltar directamente a las opciones de páginas Saltar directamente al contenido del sitio

Síntomas y gravedad de la influenza

Síntomas de la influenza

La influenza (también conocida como la influenza) es una enfermedad respiratoria contagiosa provocada por los virus de la influenza. Este virus puede causar una enfermedad leve o grave y en ocasiones puede llevar a la muerte. La influenza es diferente al resfrío. Por lo general, la influenza comienza de repente. Las personas con influenza, a veces sienten algunos o todos estos síntomas:

  • Fiebre* o sentirse afiebrado/con escalofríos
  • Tos
  • Dolor de garganta
  • Mucosidad nasal o nariz tapada
  • Dolores musculares y corporales
  • Dolores de cabeza
  • Fatiga (cansancio)
  • Algunas personas pueden tener vómitos y diarrea, aunque esto es más común en los niños que en los adultos.

* Es importante destacar que no todas las personas con influenza tienen fiebre.

Complicaciones por la influenza

La mayoría de las personas que contraen la influenza se recuperarán en un período que va desde unos pocos días hasta menos de dos semanas, pero algunas personas desarrollan complicaciones (como la neumonía) como consecuencia de la influenza, algunas de las cuales pueden poner en riesgo la vida y causar la muerte.

La neumonía, la bronquitis, la infección sinusal y del oído son ejemplos de complicaciones de la influenza. La influenza puede agravar los problemas de las enfermedades crónicas. Por ejemplo, las personas con asma pueden sufrir ataques de asma mientras tienen influenza y las personas con insuficiencia cardíaca congestiva crónica pueden presentar un agravamiento de su condición desencadenado por la influenza.

Personas con alto riesgo de contraer influenza

Cualquier persona puede contraer la influenza (incluso las personas sanas) y los problemas graves relacionados con la enfermedad pueden aparecer a cualquier edad, pero algunas personas tienen alto riesgo de sufrir complicaciones graves relacionadas con la influenza si se enferman. Esto incluye a personas de 65 años en adelante; personas de cualquier edad con ciertas condiciones médicas crónicas (como el asma, la diabetes o las enfermedades cardíacas), las mujeres embarazadas y los niños pequeños.

Gravedad de la influenza

La influenza es impredecible y su gravedad puede variar ampliamente de una temporada a la siguiente en función de muchas cosas, entre ellas:

  • cuáles virus de la influenza se diseminan,
  • qué cantidad de vacunas contra la influenza está disponible,
  • cuándo estará disponible la vacuna,
  • qué cantidad de personas se vacunan y,
  • qué tan bien se corresponde la vacuna contra la influenza con los virus de la influenza que causan la enfermedad

En un período de 30 años, entre 1976 y 2006, los cálculos aproximados de muertes asociadas a la influenza en los Estados Unidos variaron desde un mínimo cerca de las 3,000 personas a un máximo de aproximadamente 49,000 personas. Durante una temporada de influenza normal, aproximadamente el 90 por ciento de las muertes se produce en personas de 65 en adelante.

Arriba